¿Qué es la Felicidad?

Minientrada

Paisaje

Tengo un amigo que si alguien lo ve, pensaría que es un tipo feliz: tiene un muy buen trabajo, viaja frecuentemente, una compañera de ruta (no se que nombre poner), puede cambiar el auto por lo menos una vez por año. Sin embargo dudo que lo sea, ya que al preguntarle si es feliz, la respuesta fue rebuscada: tiró la pelota para que yo responda, y ante eso, ya me di cuenta que no lo era.

Es tan sencillo contestar SI o NO. Pero lo difícil es ser honesto con uno mismo. Nos conformamos con cosas, pero el corazón sigue triste.

En un libro que estoy leyendo, mencionan la idea de PREFERIR y no hacer algo como si fuera una adicción:

  1. Voy a viajar solo por que nunca pude hacerlo (y todos los años programando viajes solo)
  2. Todos los años cambio el auto (¿cómo voy a estar con un auto que ya tiene unos años de uso?)
  3. Tengo que si o si tener el título de doctor para ser aceptado profesionalmente.
  4. Tengo que comprar tal o cual otro zapato para poder estar a la moda (y así con otro tipo de vestimenta/accesorio/complemento)
  5. Voy a intentar salir con cuanta mujer se me cruce y me guste, aún estando en pareja.

Puedo estar enumerando muchas mas, solo quise ejemplificar. A veces nos imponemos a hacer algo que nunca hicimos, ya sea por culpa de alguien, o por propia cobardía y miedos a tomar decisiones. Permitimos que nos sucedan algunas cosas y después quizás vienen los lamentos.

En ese mismo libro, aconseja que: “vivirá en paz cuando elimine sus adicciones y entonces empleará el tiempo en tomar decisiones sobre la base de las preferencias”

Ahora bien, es difícil separar que cosas se prefieren y que cosas se desean. Para algunos, es lo mismo. Para mi, recién ahora puedo entender la diferencia. Se que muchas cosas las hice por deseo, capricho, o adicción. Y si pongo la mano en el corazón, puedo decir que no todas me trajeron felicidad, si momentánea, pero fue algo efímero. Haciendo un recuento de las cosas que elegí, ya sea por preferir o por capricho, las que me trajeron felicidad fueron aquellas donde no había nada material en el medio, ni siquiera una pasión, hablando de sentimientos:

Libros

  1. Estar en mi casa en pantuflas y piyama
  2. Jugar con mis sobrinos como si tuviese la misma edad que ellos
  3. Caín durmiendo al lado mio o como hoy que mientras escribía este blog, se quedó al lado mío, apoyando su pata en mi mano.
  4. Leer
  5. Caminar
  6. Jugar al tenis
  7. Tomar mate
  8. Mirar películas los domingo a la mañana, en la cama y desayunando sin prisa alguna
  9. Estar con mis amigos
  10. Estar con mi familia
  11. Tener invitados en mi casa y cocinar para ellos
  12. Escribir en este blog
  13. Trabajar
  14. Viajar, aunque sea a lugares que están a 80 km de distancia
  15. Estar mirando el río, tomando mate, bajo el sol, con mi familia, amigos y con quien quiera acompañarme.
  16. Traer alguna planta nueva a mi casa (dentro de poco: entra una planta y salgo yo).
  17. Sacar fotos

Cain

Hay otras cosas que me hubiera gustado que suceda, pero la vida me llevó por otros caminos: ser mamá y formar una familia (aunque sea de a dos). Estoy haciendo el duelo por lo primero. Por lo segundo, no me doy por vencida tan fácilmente, aún sabiendo que hoy no es fácil. Lo bueno de todo, es que aún sin lograr eso, soy feliz. Me permito llorar las veces que quiera y que necesite. Igual sigo siendo feliz, y riendo siempre. Creo que esa es la receta, por lo menos para mí.

Cain y mate

Por lo visto, cada persona tiene su propia receta para la felicidad. Cada quien con sus circunstancias hace lo que puede, le permiten y quiere. Sin embargo, la idea es ser feliz en base a nuestro interior, a nuestros valores, con nuestro propio empuje, sin poner presión en otra persona, ya sea amores, familia, amigos. Debemos pensar antes de actuar, si lo que deseamos es por puro capricho, deseo, o adicción,  o porque realmente nos hace feliz y si una persona está involucrada en esa felicidad, que ambos tengan el mismo objetivo. Siempre se puede parar antes de decidir y el corazón es el que debiese participar en este acto, no otro órgano. Y saben de que órganos hablo.

Como dijo Charles Chaplin: “Nunca es tarde para haber tenido una niñez feliz”

Que sea un lindo resto de semana

Patry B.

Anuncios

Tarea para el hogar 2

Minientrada

Si Rolón puede escribir historias sobre sus pacientes, nosotros podemos escribir historias sobre ellos y las relaciones que tenemos. Diría que es como hacer catarsis de una catarsis ya hecha. Espero sientan lo mismo que yo.

elegir

Mis sesiones tienen que ver con las relaciones sentimentales, principalmente, y mi salud, trabajo, amistad, familia, hobby, gustos, deporte, después. Esta vez pregunto: ¿a mi sola me sucede ésto? Espero que NO!!!!, por favor, ¿me ayudan? quisiera alguna vez dejar de lado la parte sentimental y focalizar mi sesión en otros aspectos de mi vida. Parafraseando a mi psicóloga, ¿suelto o elijo? ya no quiero pensar mucho en eso. “Elijo” cambiar de tema.

El ser humano no nació para estar solo, ya de movida, Dios hizo a Adan, Eva y metió en el medio a la serpiente. Para algunos/as, tres es multitud, y para otros/as es “exitante”; sin embargo, en este trio, la serpiente hizo lío y comenzó todo lo que sabemos del pecado y sus consecuencias, que según a quien le guste los trios, tendrá su opinión a favor o no. De todos modos, mi intención hoy es otra.

soltar

Volviendo a las relaciones sentimentales, hoy tomo las cosas que me suceden con risa, aunque algunas cosas me hagan pensar mas que otras, me hagan lagrimear (mi respuesta a eso: soy Andrea del Boca en versión morocha); algunas me produzcan cierto nerviosismo interno, sin poder identificar aún, si es por no gustarme determinada persona, o por el contrario.

En la última sesión, mi psicóloga me dejó con una incógnita: “¿cual es la población a la que podrías gustarle y que no traiga problemas?” Por Dios!, salí de la sesión riendome de la pregunta o mejor dicho por lo que estaba imaginando: quienes formaban esa famosa población. En la oficina, cuando conté esta consigna, me dieron direcciones de geriatricos para ir a visitar. Me parece mucho, no? Como me gusta analizar, trato de ver a donde quiere apuntar con esa pregunta. ¿Población? a penas puedo conocer a uno. ¿Gustarle? creo que a algunos les puedo gustar, ¿Problemas? todos tenemos cosas que resolver, por lo que yo cambiaría la consigna: ¿Cual es la población a la que podrías gustarle y quiera compartir la vida? Y ahí están los primeros puntos suspensivos. ¿Existirá alguien de sexo masculino (hoy hay que aclarar), que pueda dejar el pasado atrás, y soltar las mochilas pesadas y tristes y quiera compartir momentos de la vida? se que muchos diran “Yo!!!”. Hasta acá sería todo fácil. Pero hay otros aspectos que tener en cuenta, empezando por la química (atracción), que pueda existir en los cuatro niveles (físico, mental, espiritual y emocional), pasando por el respeto, la confianza, los valores, objetivos de vida, la comunicación. Podría estar enumerando mas cosas, de todos modos, los que mencioné, para mi, son los fundamentales.

Sigue resonando en mi cabeza la frase de “traer problema”. Se a donde quiso apuntar cuando me “soltó” esa consigna. Nadie me trajo problemas, si situaciones por las que pasé, que, para mi, la principal culpable fui yo. Primero por no ser  mas dura en terminar una relación que ya desde el comienzo sabía en mi interior que no iba a resultar. Segundo, por creer que la gente cambia. Me vuelvo a preguntar: ¿puedo cambiar yo? quizás ceder, pero la esencia sigue siendo la misma. Y todo lo que se haga con cierto grado de esfuerzo, no tiene duración alguna. Pude ir modificando actitudes relacionadas con la confianza conmigo misma y que muchas cosas me resbalen. Pero no todas. Hace unos días atrás me dijeron “ansiosa”. Y ahí me di cuenta que, hoy, lo que menos soy es eso, pero sí no soy fuerte en la defensa de mis objetivos de vida. No soy firme o los demás no sienten que lo sea. Y quizás ese sea el próximo aprendizaje (pensar que esto surgió de una simple consigna).

Volviendo a la tarea. No se si la voy a cumplir. Si puedo cambiar la postura y la forma de moverme (y no hablo de actitudes de seducción), de ir con la cabeza en alto y fortaleciendo el amor incondicional. No es buscar que “población”, es estar en paz conmigo misma. No es pensar si alguien me puede traer problemas, es tratar de encontrar soluciones de a dos, de compartir hasta los fracasos, como leí en un post. No es si le puedo gustar a alguien, es aceptar y respetar, es intentar y correr riesgos, es arremangarse y enfrentar lo que tenga que ser. A determinada edad, lo que nos queda grabado en el corazón, son las actitudes, el tiempo que dedicamos a nuestros afectos, las ganas de compartir, las risas y los bailes aún sin música de fondo, una buena velada, una flor, un beso robado, y la mas dificil, de ambas partes: brindar ayuda sin haberla pedido, por una parte, y por la otra, aceptar la ayuda.

No soy partidaria de Osho, sin embargo hay algunos pensamientos que me gustan. Toma las cosas con humor, y es eso lo que me atrae al momento de comprar un libro. En el libro Vida, Amor y Risa, menciona que hay 4 pasos para encontrar la melodía del amor:

  • Estar aquí y ahora
  • Aprender a transformar los venenos en miel
  • Compartir
  • Dejar el ego de lado, no ser nadie.

compartir

Mucho para aprender, mucho para elegir, mucho para soltar. Quizas sea momento de meditar: tengo que preparar la cena. Encontré en actividad, si estoy sola, mi espacio para meditar. Y si es en compañia, es el momento de risas, juegos, de liberar el corazón, de compartir.

No puedo terminar este post sin humor:

11039838_10206368127434113_8773825428334517545_n

Que descansen

Patry B.

Destino.

Minientrada

Destino. ¿Verdadero amor o el tiempo?

Comienzo este post con un video hecho por Dali y Walt Disney. Cada uno de ellos dio un significado diferente. Dali, respecto al tiempo, y Walt Disney, al amor verdadero. Y hoy, para mi entender, tienen razón.

Destino. Quizás haya muchas personas que poco piensan en él, que solo les importa vivir el momento, algo que todos deberíamos hacer. Sin embargo, el destino no es futuro, no es hacer planes, no es solo vivir el momento. Quizás sea sorprendernos por lo que nos toca vivir. Es aceptar y aprender. Y dejarnos llevar.

Milsa Magazine nació de un proyecto de revista online. El destino quiso que lo transforme en un blog personal, quizás imitando a la protagonista de Sex and the City, no por la ropa ni por el estatus, sino porque me gusta escribir y es una forma de bajar a tierra, de tener mi espacio, mi tiempo, mis sentimientos.

Hoy decidí escribir sobre este tema. Antes de empezar, saqué algunos libros de mi biblioteca como para tener algo mas de discurso y poder redactar mas, y mientras cocinaba (mi delantal no me deja mentir), y acompañada por una copa de vino Malbec, permití mas ideas vengan a mi cabeza.

20150817_125505

No soy erudita para hablar del destino. Wikepedia me puede ayudar como una introducción mas “legal”, por llamar de alguna forma: Según Wikipedia. Sin embargo, lo que vale lo que para cada uno de nosotros la palabra significa.

Para algunos, es dejarse llevar. A nivel sentimental es ver quien se te puede cruzar en tu vida, aún estando de novios, comprometidos, casados, siendo amantes o buenos amigos. A propósito, copio el link de una película que hoy vi y de la cual debería decir a los que piensan de esa forma, en algo tienen razón: Amor de mis amores  (muy buena música): sin embargo, el final me deja pensando que si se nos tiene ya establecido que una persona es para nosotros, se cruce quien se cruce, todo se va a dar. Este video, me ayuda a explicar un poco mas: “y si encuentras un amor que te contenga, yo daré la media vuelta”. Se que hay personas que no piensan así, que el destino lo hacemos cada uno de nosotros. Nadie tiene la verdad, quizás todos tengan razón ya que vale la experiencia de vida que cada uno lleva consigo. O puede ser un escudo protector para no volver a sufrir, para no lastimar nuevamente al corazón, o para aprender a soltar. ¿Quién lo sabe? Para mi, cada persona que se me cruza es una forma de crecer personalmente, en todos mis aspectos. Ojala llegue el momento que sienta que con esta persona quiero envejecer, compartiendo momentos, donde la conversación sea nuestro sustento, donde el respecto sea lo primero que exista, y que el amor se vea en cada situación: sirviendo un mate, cuidando, acariciando, diciendo que no, o que si, abrazando, conversando o en silencio, logrando que el otro se excite, aún a través de los años. ¿llegará? Who knows?

destino1

Respecto a proyectos, creo que es diferente. A veces nos dejamos llevar por lo que nos conviene y no por lo que realmente sentimos que nos hace bien. Pensamos que solo tenemos que pensar en el dinero, en el bienestar, en lo que nos podemos comprar, a donde podemos ir, con que regalo podemos sorprender. Y la vida se va a encargar que tarde o temprano, tengan que caer en aquello que llevan en su interior, su misión, su propia felicidad. Conozco muchas personas que se  exigen tratando de llevar a cabo un emprendimiento, el cual no prospera aún con los años. Por cabezas duras, o por orgullo, o por no ver lo que llevan en su alma y corazón, no se permiten creer en algo diferente. Si bien parece fácil escribirlo, se que no lo es. Los miedos de perder, de quedar en la calle, en banca rota, con deudas, hace lo posible para tratar de sacar a flote el emprendimiento que no tiene futuro. Digamos que en cierta forma es como lo sentimental: hay que seguir avanzando hasta que se nos cruce esa idea que nos va a hacer crecer, como personas primero y luego en lo profesional y económico.

Hay otros aspectos que hacen a una persona: familia, salud, amistades. Quizás en todos el destino está ya escrito pero me parece que en estos roles, está en cada uno armar el camino que quisiéramos transitar.

destino3

Personalmente, el destino que estoy aceptando es el de no ser mamá. Me cuesta, Dios solo lo sabe. Y estoy aprendiendo a soltar, a entender que realmente vine al mundo de ser mamá de otra forma, la que aún hoy no la encuentro. Respecto al amor, se que en algún momento se va a dar. Lo se. Estoy aprendiendo muchas cosas, algunas muy naif, otras muy íntimas. No se cuando se va a dar, a veces desearía que fuera ya; otras, que se de cuando se tenga que dar. Y quizás se esté dando, pero no lo se. Estoy focalizada en mis proyectos personales, en mi trabajo, en mi familia y mis afectos cercanos, mientras lucho cuerpo a cuerpo con hacer deporte. Pero si se que, en lo sentimental, estoy intentado siempre ir por mas (parafraseando a un amigo, y espero que me perdone por robar su idea de “ir por mas”).

destino2

Deepak Chopra escribió un libro titulado SINCRODESTINO. Según escribió, “la vida depende en gran medida de los encuentros fortuitos, los giros del destino o los caminos que súbitamente doblan en una nueva dirección”. Y también destaca que “todos estamos inmersos en una red de coincidencias que nos inspira y nos ayuda a dar rumbo a nuestras vidas”. Mi latiguillo es “el universo proveerá”, aunque internamente lo presione un poco. Existe un texto llamado Upanishad que afirma: Tu eres lo que tu deseo mas profundo es. Como es tu deseo, es tu intención. Como es tu intención, es tu voluntad.. Como es tu voluntad, son tus actos. Como son tus actos, es tu destino.

Siempre uso esa pregunta de ¿Quien lo sabe? Creo que la mejor respuesta la tuve de ese libro:

Uno nunca sabe cómo y cuándo reaparecerá una experiencia; uno nunca sabe cuándo una coincidencia nos guiará a la oportunidad de nuestra vida. 

Lo mejor es dejarse llevar e ir siempre por mas.

destino5

Que sea una linda semana

Patry B.

Comprar y no morir en el intento.

Destacado

5 de Abril, 2015. Acabo de ver la película “Locas por las compras”, o “Confesiones de una adicta a las compras”,  si traducimos el título del inglés al español. Primero me asustó el nivel de consumo de las mujeres en New York, algo que ya se vio en la serie Sex and the City y sus dos películas, y segundo, me asustó mas lo enfermas que podemos ser las mujeres ante algo que nos haga sentir mas bella e interesante.

Quiero evitar creer que soy la única mujer que por algún metejón, antojo, deseo, capricho, fui corriendo a comprar ese par de zapatos que solo tuvo una puesta y todavía hasta hoy, están descansando en una caja atrás de la pila de nuevos pares. O una cartera que por ser un color difícil de combinar, hoy es una bolsa que guarda otras cosas sin uso. Y puedo seguir nombrando ropa, accesorios y algún pequeño electrodoméstico destinado a tal fin. Si hubiera guardado todo el dinero invertido en cosas que hoy no uso, quizás tendría para cubrir varias cuotas de algún plan para comprar un auto. Igual no me arrepiento. Solo aprendí a ser mas medida y a “invertir” según necesidad.

“El dinero no tiene nada que ver con la felicidad. Muchas veces siento que gano un montón de dinero y la felicidad no está, se me escapa”    Robbie Williams

Volviendo a las compras, hay mucha seducción en las vidrieras. Es más, hay cursos que enseñan a armar vidrieras para atraer clientes, ya sea tentando, seduciendo o despertando curiosidad (¿cómo luciría con esa remera, esos zapatos, esos anteojos?). Todo nos llama: ey, vos, ¿no me queres comprar?. Es lo único que nos falta a las mujeres: hablar con la ropa o accesorios, incluso los maniquines como lo muestran en ese film. ¿Es demasiado? No, para nosotras nada es demasiado.

poster

 Muchas veces pasé rápido por un negocio, o fui boicoteando la propia idea de comprar por pensamientos como:

  • Patry, con esos zapatos no vas a poder correr para alcanzar el tren
  • Patry, recuerda que tienes que subir y bajar tres pisos por escalera
  • Patry, ¿entra en esa bolsa todo lo que tienes que llevar todos los días?
  • Patry, ¿con cuantas cosas puedes combinar esa blusa?

y miles de frases mas que me permiten guardar la tarjeta de crédito, de débito o el efectivo sin dolor alguno por no comprar.

Con el tiempo, la necesidad, y el saber diferenciar de lo urgente a lo importante, se aprenden. Sin embargo, creo que está en nuestros genes el deseo de comprar sin prestar atención si podemos o no.

Hoy recibí un mensaje y un poco me decepcionó como los hombres nos ven a las mujeres: “solo les interesa la parte laboral, lo económico y la posición social”. Me pregunto, ¿buscamos que el hombre tenga una billetera abultada como para ser felices? Entiendo que poseer cosas nos satisface mucho, como también es tentador y atractivo que el hombre tenga un determinado rol en la sociedad. Pero creo que antes debemos ser felices por nuestros propios medios, aceptando y agradeciendo lo poco o mucho que poseemos, y aprender a disfrutar de la vida.

Tengo una amiga que pasó de un crucero por Grecia y un mundo donde el buen gusto reinaba, a tener que cocinar y limpiar para una familia numerosa, con su idiosincrasia, costumbres, peleas, léxico. Creo que le costó adaptarse, sin embargo, cuando la veo con ellos, pienso: la familia es mucho mas valioso que un almuerzo en un restaurant de lujo, que un crucero, que un auto, que unas vacaciones en alguna playa paradisíaca. Obvio que nadie nos quita lo bailado ni lo que nuestros ojos hayan visto o lo que hayamos aprendidio, sin embargo, lo que alimenta el corazón, nunca mas se olvida.

Volviendo a las compras, estas hacen que perdamos el control de los gastos y nuestros ingresos sean totalmente inútiles para poder salir airosos. Los hombres no se salvan tampoco, solo que ellos son mas exigentes por lo que los llaman “coleccionistas”. ¿Injusto? si, pero bueno, ellos se ven que saben elegir.

bugatti

Hace unos años atrás, adquirí una colección que se llama “Tu Dinero”, avalada por la revista Pymes de uno de los diarios de gran circulación en Buenos Aires. Si bien tardé en poner en práctica algunos consejos, hoy agradezco haber comprado. No es fácil pasar de ser un comprador compulsivo a ser medido. Quizás lo primero que hice fue empezar a conocerme.

Hablar sobre finanzas es muy difícil, y por mas que diese consejos, es una decisión personal saber si pueden o no evitar comprar. Requiere de mucho esfuerzo, si, así es. Pero no es imposible.

De esa colección, les dejo algunas frases y claves, que, personalmente, hicieron un click en mi cartera. Hoy pregunto: ¿lo necesito realmente? Y lo que no compro lo invierto en salud, en deporte, en buenos alimentos, en mis afectos. Y eso es una realización para mi.

  • Todo no se puede en la vida. Siempre hay que elegir y poner prioridades. De eso se trata la economía personal.
  • Cuanto antes tomes la dimensión de la cantidad de dinero que vas a gastar a lo largo de tu vida, mas vas a ver la importancia de administrarlo bien.
  • Gastar mas es cada día mas fácil, y elegir cada día es mas difícil
  • Separar necesidades de deseos es útil para detectar puntos de fuga del dinero que pueden ser evitados sin un efecto drástico en calidad de vida.

Y por último, esta frase de Robert T. Kiyosaki:

“La mayoría de las personas no se da cuenta que lo importante en la vida, no es cuánto dinero ganas, sino cuanto dinero conservas”

Les deseo unas felices pascuas y una vida con mucha energía y buena vibra.

Patry B.

Nunca, esa palabra que debo erradicar

Minientrada

Si hace dos años atrás me hubieran dicho que iba a estar nuevamente en contacto con algunas de mis historias sentimentales, mi respuesta simplemente habria sido:

niahi

Una risa muy irónica hubiese sido la mejor respuesta. En ese momento no quería ver a nadie. Había bloqueado y borrado todo rastro de datos que me hacian recordar a esas personas. Para estos casos, la frase de batalla mía es: ojos que no ven, corazón que no siente.

Haciendo un recuento de todos los que conocí, los que siguen estando en contacto son aquellos de los cuales, aún habiendo estado enojada y con bronca, guardo lindos recuerdos y momentos donde me hicieron reir y disfrutar. Con esas personas, la relación se cortó por situaciones puntuales que, y haciendo mea culpa, podrían haberse arreglado de otra forma, y principalmente de parte mía. Quizás hoy estoy un poco mas “equilibrada” y pude tomar las cosas con otra filosofía de vida.

perdon

Contando esta situación me cargan y acotan: donde hubo fuego cenizas quedan. Yo creo que tienen razón, pero no pensando en volver a estar en relación con alguno de ellos, sino porque en el fondo algo bueno también dejé y dejaron. Sino obviamente, ni estaría escribiendo este post.

Con cada uno mantengo hoy una relación diferente, de confianza, de amistad, por llamarlo de alguna forma. Quizás me liberé al perdonarme y al perdonar y puedo tomar este momento de mi vida desde otra óptica o desde otro nivel. Quizás curé mis heridas, quizás este mas segura de mi, quizás me di cuenta que la vida se trata de ésto, de sentir, vibrar y guardar los buenos recuerdos. ¿De que sirve lo demás?

Los dos me hicieron y hacen reir mucho. Con uno discutiendo sobre las relaciones sentimentales y como mienten hombres y mujeres, con otro hablando de trabajo y de los afectos. Con los dos, el doble sentido siempre presente. Y lo principal, con los dos fui yo misma. ¿Qué mas puedo pedir?

paz1

Hay que aprender a amar incondicionalmente, a brindar lo mejor de uno en todos nuestros aspectos de la vida, de tener presentes nuestros valores en todo momento, de fortalecer nuestros verdaderos afectos, de defender nuestro propio interior, no solo del cuerpo sino del hogar también.

Nunca mas voy a decir nunca. La vida está para ser vivida, para ser sentida. Para abrazar, besar, bailar, reir, cocinar, comer, gozar. Para cantar aún en forma desafinada… (las veces que tengo que frenarme de tararear una canción por temor a que termine en un loquero), para entablar una conversación con la persona que se sienta al lado en un colectivo, tren, subte. La vida está para ir lo mas flojos posibles, en dejar ir aquello que no fluye, aún con sentimientos.

 images1

Como dice Osho: “Si realmente quieres estar cada vez mas vivo, aproxímate más a la intensidad y a la totalidad en todos los terrenos de la vida”.

Mucha energía para todos ustedes

Patry B.

Para no dormir en el viaje

Hoy chusmeando las app que puedo instalar en el celular,  encontré la de  WordPress,  plataforma en que estoy armando mi blog.  Obviamente no dude en instalar y aquí estoy probando.  Creo que algunas veces será útil para no dormir.  Faltan mis chancletas y es como si estaría en casa: sentada,  cómoda,  escuchando música y escribiendo.  Esto es un placer!

image

Ya que estoy sentada en el tren,  lo voy a elegir como tema de composición. Me trajo a mi recuerdo las tareas que las maestras de la primaria nos daban: “tema para la composición de hoy”: ¿Qué nos pasa que relacionarnos cada vez es más dificil?
Haciendo la fila para poder ingresar al tren,  cada uno de nosotros está  en su mundo, escuchando música,  leyendo,  pensando en sus problemas,  con ganas de no volver a la casa. Muy pocos en compañía pero sin risas ni miradas cómplices, aún una madre con sus hijos.

image

Autocriticando, yo estoy con mis auriculares, libro,  y ahora que encontré esta herramienta, voy a ser una escritora móvil. Pero esta mal. Vuelvo a la fila.  En 4to año de la secundaria, en 1984,  una profesora de química nos explicó como se forman los átomos: es como los asientos en un colectivo,  se llenan primero los asientos individuales,  luego los dobles,  y después a medida que queden libres.  Y viendo como se ubican las personas cuando se abren las puertas,  empiezan las peleas por lograr la mejor ubicación.  Pero lo que es peor, son las miradas de bronca por no haber llegado antes,  o porque el compañero de viaje no es el adecuado.  Yo a veces me preguntó si soy tan fea o tengo algo que no me doy cuenta,  que nadie se quiere sentar al lado mio. Pero se me pasa rápido ese tonto pensamiento,  y digo: allá ellos.
En un libro que estoy leyendo,  “El cuidado del alma” dice: “estar relacionado es una señal del alma”. Uy,  me parece que algo nos está pasando,  no?  Recién intenté sonreír a alguien y me miró con desconfianza. Ni siquiera se puede saludar o hablar porque ya desconfian:
1) ¿irá a robar?
2) es una come-hombres.
3) esta chica se quiere casar
4) esta loca
5) no le habló porque estoy comprometido (o lo que sea,)
6)¿De dónde habrá salido?
Y muchas otras preguntas más.  De ahí  que la mejor opción es escuchar música y alejarnos de todos.  Igual sigo sonriendo:

image

Es lo que muchos no entienden: sonreír  para que la alegría invada el corazón. Hay mucha gente sería,  otras peleándose por las próximas elecciones,  sin darse cuenta aún  que gane quien gane,  tenemos que seguir trabajando y que nadie va a cuidar nuestro trabajo excepto nosotros.
La vida es tan linda que merece la pena que intentemos unas relaciones más humanas,  con valores,  con humildad y menos soberbia. No sólo de los que gobiernan sino también  entre nos.

image

Buen finde.  Los dejó que voy a disfrutar el viaje en tren de vuelta a mi casa.
Patry B

Mi amigo el bonsai y yo.

Minientrada

Una vez me dijeron que cada uno de nosotros tenemos que ser como un pulpo: que cada tentáculo sea una parte de nuestra vida: familia, amigos, estudios, trabajo, profesión, relaciones sentimentales, hobbies.

Pulpo

Fue dificil al comienzo entender este funcionamiento. Recién hace unos 6 años que empecé a fortalezer el resto de los tentáculos, con excepción del amor. Preguntaran que pasó con el amor, y les tengo que confesar que quedó a un costado, y se salvó de ir a la basura.  No porque no sepa amar, sino que lo que deseo y tengo como uno de los objetivos de vida, a muchos, o a casi todos, los asusta: compartir y ser compañeros de ruta (Tarea para el hogar 2). Por ende, no me queda otra recalcular para poder avanzar nuevamente y que el Universo se encargue de elegir al hombre que se va a cruzar en mi camino. Un problema menos que pensar.

Volviendo a los tentáculos, tenia olvidado todo lo relativo a hobbies. El año pasado aprendí a trabajar con venecitas y decorar; en otras oportunidades aprendí a hacer tarjetas españolas. Siempre alguna manualidad está rondando en mi cabeza por lo que en mi casa tiene que haber elementos que permitan crear (ahora se agregan mis sobrinos): plasticolas, tijeras divertidas, papeles para calcar, purpirina, lentejuelas, cintas, acuarelas, lápices de colores, tinta china, pinceles, herramientas para tarjetas españolas, pintura para porcelana fría, cemento de contacto, venecitas. Por ahora solo es creativo, quizás algún día pueda salir a vender. ¿Quién sabe, no?

Hace unos meses atrás se me ocurrió aprender jardinería o algún curso que estuviera relacionado a la naturaleza. Al vivir en un departamento, las plantas en maceta es mi foco. Y empecé a buscar cursos relacionados con jardinería para interiores. Y lo primero que se cruzó al googlear dicha frase, fue: bonsai en San Martin. Y dada la cercanía a mi casa, ni lo dudé. Averigüe costos, horarios y como eran tentadores, me inscribí. Hace un mes arranqué con el curso. Y el primer objetivo que tenia en mente, fue cumplido: el de estar dos horas con plantas, tierra, escuchando historias orientales, abstraída totalmente de mi rutina contable, la cual cada vez gracias a algunas instituciones, se vuelve insorportable con tantos controles exigidos. El segundo objetivo, y creo que el fundamental, es lograr que el arbol crezca. En realidad ese es el objetivo del curso, pero ni bien me presentaron al candidato, me enamoré (espero que él de mi también).

Este curso lo empezamos una amiga y yo. Hacía mucho tiempo que no compartía un momento con ella afuera de ir a tomar algo, cenar o caminar. Eso sí, veremos quien dura. O mejor dicho, veremos el bonsai de quien de las dos dura.

Intenté sacar fotos para “inmortalizar” al pobre bonsai. Mientras nos explicaban los pasos a seguir para el transplante, también escuchábamos las indicaciones que daba el profesor a los que están mas adelantados. Que las hojas de verde claro, que hay exceso de agua, que no hay agua, que cortaron muchas raíces al transplantar, que no era época para transplantar, que el agua no era la recomendada, y así muchas mas observaciones. Lo mas cómico fue ver la cara del profesor cuando vio un bonsai que ya estaba perdido. Hasta a nosotras nos dio miedo.

20151017_12043420151017_12241720151017_124528

20151021_204735

Lo mas dificil de este arte, es el tratar que se mantenga con vida: regar en su justa medida, tratar de hacer una fumigación correcta, sacar los brotes que están secos, mantener el grado de humedad necesaria según que árbol se trate. Volviendo a leer lo que escribí, veo que hay una similitud con los sentimientos. Pero no, esta vez no voy a caer a  hablar del amor de pareja.  Hoy ese tipo de amor no se lo merece. Y si, estoy enojada, lo bueno es que todo pasa.

Hoy a la mañana pude armar un “invernadero” para el bonsai, ahora tengo que esperar por lo menos 10 dias para ver si vive o hay que hacer algún tipo de salvataje. Menos mal que el curso no se termina así el profesor me orienta si voy por mal camino. Ojala sea para aprender a tener paciencia, delicadeza, amor por las plantas, que crezca el buen gusto y sepa seleccionar. No cualquier hoja se puede cortar.

Esta historia continuará.

Besos a todos

Patry B.

Tarea para el hogar.

Minientrada

Como cualquier persona de mi edad, y  “alrededores”, una sesión de terapia ocupa un momento importante en nuestras vidas.

Todos, pero todos, tenemos cosas por resolver, por curar, por sanar, por modificar, por erradicar, por aprender. Y si no podemos encontrar alguna de esas situaciones, seguro que tratamos de crear algo como para decir: yo también hago terapia, no vaya a ser cosa que no esté a la moda. Seguro que alguno se sentirá tocado y dirá: yo no necesito. Y, en mi opinión, en algún momento uno de los que dicen NUNCA, tocará la puerta de uno de estos consultorios.

La primera vez que pisé el consultorio de una psicóloga fue ni bien me separé, allá por el 2002. En ese momento no entendía lo que estaba pasando, las emociones totalmente descontroladas, me preguntaba si alguna vez iba a tener autoestima (ni siquiera contaba con ella). Esas sesiones duraron hasta el 2008, y concluyeron porque ya había una relación de amistad la cual no permitía una de paciente-psicólogo. Hoy a lo lejos, tendría que haber seguido con otro especialista, sin haber interrumpido sesiones, sin embargo, recién retomé creo que principio del 2012, si la memoria no me falla. Y lo mas cómico del caso es que fui por mi carrera profesional y creo que si hablé dos o tres veces de este tema, fue mucho.

valiente

Lo que me gusta de estas sesiones es que de a poco fui encontrando en mi misma, la persona que quiero ser, fui puliendo objetivos que quiero alcanzar, aprendí a que hay cosas y personas que es mejor dejar ir, y que por mas que ponga un escudo, mi aspecto servicial siempre va a jugarme una mala pasada, por lo que estoy aprendiendo a usar un escudo protector y algo que me diga: STOP, no cruzar la línea. ¡Qué difícil es hacer eso! va contra mi forma de ser y enseguida me pongo en el papel de samaritana.

stop

Se me cruzaron personas que de alguna forma u otra, me ayudaron, ya sea fortaleciendo aspectos internos para defenderme ante agravios, o para entender y conocer cual es mi “valor”. Si, todos tenemos “precio”, algunos mas, otros menos, incluyendo a hombres y mujeres. Algunos se rematan por tan poco mientras que otros son sobre-valuados. Es como el mercado inmobiliario, nadie sabe cual es el verdadero valor. O como el marketing enseña: según que necesidad satisfaga, uno/a puede pagar el precio sin mirar si es el adecuado. descargaLas sesiones de terapia me ayudaron a trabajar la paciencia. Eso si que en su momento ni idea de lo que significaba. Como nena caprichosa, todo era ya. Hoy, no se si estoy cansada, mas grande, un poco desesperanzada, que dejo que todo fluya, aunque, debo ser sincera, a veces  me darían ganas de pegar portazos y salir corriendo. Cuando me pasa eso, hago OMM, respiro y trato de cambiar el chip. Todo sea para lograr un equilibrio interno y que mis emociones no se me escapen nuevamente. En pocas palabras y parafraseando a una mujer en un colectivo, me enjabono, que me resbale y hago mi vida. De todas formas, me cuesta.

Siempre tuve tensiones en mi vida y creo que siempre van a existir. Quizás sea para que cada vez piense mas las cosas antes de actuar. Sufrí y me ilusioné muchísimo con la adopción. Las tensiones negativas que tenia cada vez que iba a tribunales para renovar la carpeta fueron muchas. Y en el fondo, me preguntaba porque seguía aguantando que me traten mal. Por suerte, pude frenar esta situación a comienzos de este año, solo que ahora estoy dejando ir un deseo que aún en mi interior, me cuesta soltar. El tiempo ayuda a curar todo y quizás en un futuro, que espero sea cercano, sea una etapa superada. La vida se encarga de darme otro tipo de amor: el de sobrinos y ahijados. Y por lo pronto, comenzaré a compensar ese amor que me falta. No es lo mismo, pero estoy aprendiendo a conformarme y lo principal, aceptar.

tensiones

Las tensiones positivas las tengo en el trabajo, con cada nueva relación sentimental que comienza (antes esperaba que sea para siempre, hoy festejo cada día que se da el encuentro, como una pequeña victoria), cuando intento que una bikini o maya me quede bien, cuando tengo que ir a ver si los neumáticos de mi auto tienen el aire justo, de no quedarme sin combustible. Hay tensiones que no las voy a poder evitar, ya que soy muy emocional y siempre van a estar. La idea es que las pueda ir transformando en algo que no me haga mal. Por suerte, el humor es mi herramienta para enfrentar toda situación que se me cruce.

D42

La terapia es mi momento, como es cada clase de tenis, como cada viaje en combi escuchando mis canciones preferidas, como leer un libro en mi casa junto a mi gato, Cain, como caminar, hacer el amor, cocinar. Hay momentos que nos proporcionan cierto equilibrio y otros cierto bienestar. Lo que hay que hacer es guardar mas de esos momentos en nuestro pensamiento y tratar que lo malo que pasó, quede solo como un recuerdo y que nos indique el camino hacia donde si queremos ir. De eso se trata la vida, ir puliendo todo lo que podemos en forma diaria, para tener un buen presente y un futuro mejor.

martu,jessyypato

Este post fue una tarea. Quizás era el momento de hacerlo, de darme cuenta que la desesperanza se pueda transformar en esperanza, en fe, en alegría. Hoy tengo mis proyectos personales, y en los cuales estoy trabajando. El resto, y aunque una amiga se enoje, solo el Universo sabe que me va a tocar.

Buen fin de semana para todos!

Patry B.

“Sin complicaciones”

Minientrada

Este post se lo dedico a todos aquellos hombres que en las redes sociales, como introducción, piden que se contacten mujeres que no tengan complicaciones o no sean complicadas, que no sean histéricas y demás exigencias, que en el fondo, son pura excusas.

ladroncorazón

Hace un tiempo atrás me suscribí en una red social. No soy muy amante de este tipo de herramientas, pero mi amiga insistió de tal forma que despertó la curiosidad.

Lo cómico y raro es la forma de elegir al “candidato”: derecha o izquierda, guste o no guste. Lo otro es que como está conectado con el perfil del facebook, pueden aparecer los amigos en común. Sin embargo, lo mas ridículo es la presentación.

Me animé a conocer a uno. Muy lindo tipo, carismático, simpático, inteligente, emprendedor, profesional. Fanático de las motos, por ende y según sus palabras, “libre”, amante de la familia (tuve que demostrar que estaba interesada al mirar las fotos de toda su familia y de las motos, que entre nos, parecían sus amantes). A simple vista un candidato para no perder. Hablamos varias veces y nos vimos después de 15 días. Estuvimos casi 6 horas juntos, la pasamos muy bien, hasta cuando llegó la pregunta crucial, de parte de él, de vernos en la semana. Mi respuesta es cuando quiera, demostrando cierto interés y que puedo arreglar mis horarios. El contestó: ” cuando ambos querramos”. Y algo se me instaló en la cabeza. Al otro día, estuvimos comunicados, y después el silencio, de ambas partes.

saldo

Después de 5 días, casi iba a escribir un mensaje, pero me contuve y me dije a mi misma: ¿es necesario estar atrás de un tipo de esta clase? casi 53 años y aún está pendiente de las motos, ocultando alguna otra relación, siendo débil y tener miedo de “perder su apreciada libertad (según sus palabras)”. Mi Dios, es mucho.

Ese speech de sin complicaciones, ya no es creíble, y creo que son ellos quienes tienen las complicaciones en su vida.

No entiendo porque los hombres hoy, no tratan de estar bien con alguien, de entablar una nueva relación, de finalizar la anterior como corresponde. Entiendo que hayan sufrido, que hayan perdido amigos, que los hayan psicopateados, pero:

  1. No todas somos iguales, y tampoco todos son iguales
  2. No se pierde la libertad por estar en pareja.
  3. No se pierde la individualidad por estar en pareja. Aunque reconozco que fui débil en algunas oportunidades.
  4. Si desean tener sexo nada mas, hay otros lugares donde se paga, digamos “toco y me voy”. Pero es mas barato y fácil, engatusar a una mujer, hacer creer que es el amor de su vida, tener sexo y después el olvido.
  5. Nosotras tenemos también parte de culpa, por hacerles creer que necesitamos de ellos cuando no es así, como también estar atrás de un amor de película. Y como me dijo mi cuñado: “Patry, después de los 40, hay otras cosas importantes para tener en cuenta, no solo lo estético y lo buen amante que un hombre puede ser”.

seduccion1

Tienen razón que tampoco yo quise seguir en contacto, no porque no me guste, sino por su insistencia del dejar fluir. Y al no haber tenido un solo contacto físico, excepto un beso de esos que no se olvidan, el no haber llamado no implicó tristeza, ni que coma muchos dulces. Como dijo mi amiga: “toma la situación como una pequeña victoria, ya que te trataron muy bien, fue caballero, no dejó que pagues nada, fue una linda velada, por un rato tu corazón estaba vivo (saben a lo que me refiero)”. Y si, quizás necesitaba un poco de mimos, un abrazo contenedor, alguien que me robe un beso. Lo que saco en limpio es que pensé que interiormente estaba muy dormida y me iba a costar despertar, hablando del amor. Y no fue así.

Creo que hoy, tanto hombres como mujeres nos estamos equivocando al encarar una relación. No se quien de los dos tiene la culpa, si el hombre como animal libre, o la mujer escondiendo en el papel de “yo decido, yo hago, yo quiero, yo manejo”, cuando en el fondo solo esperamos a alguien que nos diga “yo decido, yo hago, yo manejo”.

Mi psicóloga va a hacer una lista de todos los que me siguieron. Obvio que se perdieron en el camino, sino, no estaría escribiendo este post. Con algunos me equivoqué y no era mi tiempo. De ahí que pido perdón si hice algún daño. Con otros, no, y supe frenar antes de entregar mi corazón. Lo demás que se entregue, se puede curar, pero el corazón, es muy difícil.

Me gustaría estar en pareja, sin embargo, hasta que no aparezca ese que me mueva la estantería en todo sentido, no voy a intentar ninguna movida extraña. Saldré, disfrutaré y seguiré proyectando todo lo que deseo hacer. El que va a ser, será, hoy, mañana o pasado mañana. ¿Quién lo sabe? o como me gusta decir a mi: Who knows?.

Mientras tanto, a todos los que no saben lo que quieren, o si lo saben pero confunden hasta a un animal, que mienten con las fotos y con la edad (se que nosotras también lo hacemos, algo que está mal), que no dan la cara, que ponen excusas, que solo seducen para tener sexo (un amigo usó otras palabras, las cuales prefiero evitar), que aún estando en pareja, no pierden la oportunidad de seguir en contacto y seduciendo, para aquellos que se escudan en la paternidad para no entregar su corazón a otra persona, va mi saludo: QUE SEAN FELICES, y sepan que en la vida, todo vuelve.

seduccion2

No sos vos, soy yo.

sinceridad4

Amelie Nothomb escribió en uno de sus libros: Las numerosas personas que hoy abusan de la palabra “sinceridad” deberían hacer una cura de buena miel para recordar de qué están hablando.

Que fuerte que es la palabra sinceridad. Creo que en toda nuestra vida, la frase “te soy sincero” oculta un poco de mentira. ¿Fuimos realmente sinceros? ya sea con un familiar, en el trabajo o con alguna relación. Quizás por miedo, por vergüenza, por no bajar el ego, la sinceridad esconde algo de nuestra vida.

sinceridad2

Todo comienza siempre por casa, es decir, que en este caso, empiezo a recordar las veces que dije “te soy sincera” y no fue tan así:

  • Te soy sincera, estoy cómoda. Y en realidad algo me estaba molestando
  • Te soy sincera, me gustas y te quiero. Y en realidad estaba conformándome
  • Te soy sincera, yo no fui quien movió todos esos papeles. Y en el fondo sabía que había dado empujado a la silla, la que a su vez, empujó la mesa y ésta hizo tambalear a la pila de papeles.

Y así muchas mas. Creo que la veces que fui sincera cuando hablé de como me sentía son con mi psicóloga, y con mis sobrinos, a quienes no puedo mentir. El resto, y si, no siempre fui sincera.

Quizás lo de no ser tan sincera fue para no herir sentimientos, mientras que eso que ocultaba no lastimaba a nadie, ni iba a ponerme en peligro. Pero no siempre se puede tener todo bajo control. Y ahí está el punto.

Cuando se quiere tener todo bajo control, ya sea para que el trabajo salga lo mejor posible y se realice en tiempo y forma; para que nadie de los afectos cercanos sufran, para que yo misma me auto-controle y no se me “salte la térmica” ante cualquier problema, no siempre todo sale bien, además que se vive con un equipaje muy pesado por un tiempo largo.

Hasta que un día, alguien dice “no sos vos, soy yo”. ¿Es eso ser sincero? realmente no creo que esa frase tan trillada sea sinónimo de ser sincero, sino es una excusa.

Se que sucede mas en una relación personal, que en el ámbito de trabajo. En éste último hay otras frases mas protocolares como ser la palabra “re-estructuración”: vos sos un excelente trabajador pero nosotros, la empresa, estamos mal y no podemos hacer otra cosa que despedirte. Otro tema.

Hace poco me dijeron esa frase. Y quede girando sobre mi propio eje. Hoy se que puedo comprender todo lo que suceda, pero no se si puedo justificar. Las personas tenemos herramientas para poder enfrentar todo lo que nos sucede sin lastimar a nadie, sin dejar de mostrar los sentimientos y los afectos, pero sobre todo la humildad en saber pedir perdón y que el orgullo del otro deje que lo acepte. No sirve de nada vivir enroscado en los problemas del pasado y no poder, o no querer, actuar para salir a flote y poder seguir jugando.

sinceridad1

Siempre me tocó pasar por momentos muy difíciles, pero siempre puse el pecho y traté de evitar usar esa frase de “no sos vos, soy yo” para esquivar lo malo que se puede avecinar. Es una frase que si bien parece ser “sincera”, a veces justifica un escape. Me pregunto, ¿cuánto tiempo se puede escapar? Alguna vez hay que parar la pelota, mirarse al espejo y preguntar: ¿a quien estoy mintiendo?

Seamos sinceros sobretodo con nosotros mismos, con lo que deseamos para nuestra vida, que estamos dispuestos a ceder y hasta donde, a aceptar y a no tener miedo de poner los puntos sobre las íes al comienzo.

sinceridad3

Buena vida para todos

Patry B.